Blog  | Propiedad de la vivienda | ¿Debo comprar una segunda vivienda o una propiedad de inversión?

¿Debo comprar una segunda vivienda o una propiedad de inversión?

¿Es hora de hacer una pequeña escapada? Tal vez esté buscando una nueva y emocionante forma de invertir para su futuro. Si alguna de estas opciones se aplica a su caso, siga leyendo. En ocasiones, los compradores adquieren una vivienda con la intención de utilizarla como segunda residencia o como propiedad de inversión. Aunque los procesos de compra de una segunda vivienda o de una vivienda para utilizarla como inversión son similares (y tampoco difieren mucho del proceso hipotecario habitual), existen algunas diferencias clave y algunas ventajas que hacen que este tipo de compras sean únicas. En este post, explicaremos las similitudes, las diferencias y cómo puede beneficiarle cada una de ellas.

¿En qué se parecen?

La principal similitud entre las segundas viviendas y las viviendas de inversión es que ninguna de ellas puede figurar como residencia principal en ningún momento. Además, ambas pueden tener ciertas ventajas fiscales. Entre ellas, los intereses hipotecarios pueden utilizarse como deducción fiscal en el caso de los préstamos para segundas residencias, y el coste de mantenimiento de la propiedad puede deducirse de los impuestos en el caso de las propiedades de inversión.

¿En qué se diferencian?

Si está pensando en comprar una segunda vivienda, normalmente lo hace con la intención de utilizarla como casa de vacaciones u otro lugar en el que pueda pasar cómodamente una buena parte de su tiempo. Eso está muy bien, pero debe saber que la mayoría de los prestamistas sólo considerarán una propiedad como segunda vivienda si está a un mínimo de cincuenta millas de su lugar de residencia principal. Eso significa que si -por ejemplo- hace un viaje de treinta minutos cada semana y quiere comprar una segunda vivienda más cerca de su lugar de trabajo, no podrá comprar una segunda vivienda en ese lugar. Además, sólo puede tener una segunda vivienda en una zona determinada. Si adquiere dos viviendas cercanas y trata de reclamar ambas como segunda residencia, es posible que le digan que considere una de ellas como propiedad de inversión.

Sin embargo, las propiedades de inversión no están pensadas para ser utilizadas como residencia por el comprador; esto significa que no podrá permanecer mucho tiempo en la propiedad de inversión mientras esté financiada como tal, pero a diferencia de las segundas viviendas, no existe ningún requisito relativo a una distancia mínima de su residencia principal. Las propiedades de inversión pueden ser una propiedad de alquiler residencial, una propiedad comercial, o una propiedad comprada con la intención de "voltearla" una vez que haya pasado la cantidad de tiempo pre-designada que se requiere para pasar entre las ventas de una casa.

Los beneficios: Segunda vivienda

La ventaja inmediata de comprar una segunda vivienda en un lugar que visita con frecuencia es que se acabaron las reservas de hotel. En lugar de ello, podrá acumular capital en una vivienda de su propiedad. Además, la financiación de una segunda vivienda suele ser un poco más flexible, ya que las hipotecas para segundas viviendas se consideran de menor riesgo que los préstamos para propiedades de inversión.

Los beneficios: Inversión inmobiliaria

Las propiedades de inversión pueden ser utilizadas por su comprador con poca frecuencia; de hecho, están diseñadas para ser alquiladas, y esto puede ser un beneficio para usted como comprador. Dado que el alquiler de una propiedad de inversión se paga mensualmente, sirve como una forma consistente de ingresos, especialmente si el pago del alquiler es mayor que el pago mensual de la hipoteca. Si se hace correctamente, las propiedades de inversión pueden producir un mejor rendimiento que algunos CD o cuentas de ahorro. Si decide utilizar una empresa de gestión de la propiedad para gestionar el alquiler de la casa de inversión, es posible que pueda amortizarlo cuando presente sus impuestos; esto también podría ser cierto para otros gastos relacionados con la propiedad.

Hay mucho más que se incluye en la compra de viviendas de inversión y segundas viviendas, pero en Southern Trust Mortgage tenemos toda la información que necesita para tomar una decisión informada sobre su compra. Póngase en contacto con nosotros hoy mismo para hablar con uno de nuestros expertos en préstamos y permítanos ayudarle a hacer realidad su casa (ya sea principal, segunda o de inversión).